CONSEJOS 4X4

 

CONSEJOS PARA LA UTILIZACION DEL 4X4

GUÍA DE USO

Conozca su vehículo

Antes de hacer una travesía todo terreno debe conocer su vehículo. Aprenda cómo funciona el sistema 4×4, a utilizar los mandos correctamente, adonde está ubicado el gato y las herramientas y su uso adecuado. La información necesaria se puede encontrar en su manual de usuario.
Deberá de acostumbrarse al tamaño del vehículo y a las características de conducción. Debe practicar conducir en marchas bajas y sí la unidad tiene ejes de bloqueo manual aprenda a utilizarlos debidamente.

Todo vehículo tiene su límite así come todo conductor. Una retirada a tiempo y la aceptación de que una maniobra es demasiado difícil o peligrosa puede prevenir daño a su vehículo y a los ocupantes.

Mantenga un estricto control de los cambios de filtros, correas y mangos de radiador y asegúrese que los niveles de los líquidos estén en sus puntos idóneos. Hay que asegurarse de que los neumáticos estén en perfecto estado (incluido el de repuesto) e inflados a la presión correcta. Mire en los bajos del vehículo para asegurarse de que no haya ningún problema mecánico. Sí es necesaria alguna reparación, deberá de llevarla a cabo antes de partir. Siempre asegúrese de que los frenos y la dirección estén en perfecto estado.

 

Una vez regrese al punto de partida sugerimos que se lleve a cabo una revisión completa del vehículo. Cuando una unidad se pone a prueba en el terreno, es necesario cambiar filtros y líquidos así como asegurarse que el equipo de transmisión, frenos, ejes etc no hayan sido contaminado por barro o agua. Estos equipos tendrán que ser limpiados detenidamente para asegurar su uso prolongado.

¿Que debemos de llevar?

La clave es estar preparado ya que más tarde o más temprano su vehículo puede sufrir un contratiempo o una avería. Sí lleva las herramientas básicas y las provisiones adecuadas podrá seguir adelante.

Necesitará un buen gato hidráulico, una sección de madera de unos 60cm cuadrados para usar como base, una pala, un hacha, dos grilletes tipo “D”, una correa de tiro, ganchos de tiro, guantes y cadenas de nieve.

Para llevar a cabo reparaciones en el terreno necesitará, un equipo completo de herramientas y algunas piezas de recambio. Aparte de las típicas herramientas de mano, lleve una linterna, cables para batería, un calibrador de presión, una fuente de aire (compresor) y una caja o bolso para cargar con todo. También es aconsejable llevar cinta aislante y llaves de recambio.

Una vez estén todos estos artículos disponibles asegúrese de montar todo en el vehículo de forma de que no se puedan desplazar – pueden ser muy peligrosos sí se sueltan mientras el vehículo atraviesa terreno difícil.

 

Técnicas de conducción

Los conductores con mayor experiencia tienen una conducción suave. Les interesa dejar el mayor rasto en el terreno al conducir por el. El juego de la conducción todo terreno es una cuestión de finura para ellos.

Un conductor con experiencia trata el barro como sí de nieve o hielo se tratara. Todas las operaciones se llevan a cabo con tranquilidad y el acelerador y el freno se aplican suavemente. De esta manera, las ruedas no patinan ni pierden tracción. La dirección también es muy precisa y los frenos se activan lo menos posible. El conductor siempre debe de controlar el vehículo y no al revés.

Hay varias técnicas que permiten al conductor tener el control optimo y conquistar el terreno con confianza. Cada obstáculo en el terreno debe de ser afrontado lo más lentamente posible pero con la rapidez necesaria. He aquí algunos consejos para mejorar la conducción todo terreno.

Consejos generales

  1. Siempre viaje con al menos un vehículo más y conduzca por rutas conocidas. Sí un vehículo se queda atascado el otro podrá asistir. Sí tiene que viajar solo, siempre lleve un teléfono móvil (recuerde que en algunos casos tienen cobertura reducida). Antes de salir, informe a alguien de su destino, su ruta y el tiempo de transito aproximado.
  2. Siempre mantenga sus dedos en el exterior del volante y no en los radios ya que la conducción en terreno difícil puede ocasionar culatazos y heridas de consideración.
  3. Siempre esté preparado para accionar el bloqueador diferencial o la palanca del 4×4
  4. Conozca su vehículo, las dimensiones, altura, ancho, ángulo de subida, de descenso, etc… esto le permitirá atravesar obstáculos sin dañar la unidad.
  5. Cuando haya que salvar un obstáculo es aconsejable mantener el lado del conductor cerca a el para así poder calcular la distancia más fácilmente – no debe de olvidarse de los demás laterales del vehículo.

Este siempre observando las condiciones variable del terreno cercano y no solamente el terreno inmediatamente delante del vehículo.

 

Consejos para cruzar agua

  1. Asegúrese de que no haya ningún obstáculo en el agua.
  2. Haga uso de un palo para ver la profundidad. Casi todos los 4×4 pueden atravesar charcas que tengan una profundidad limitada hasta el eje sin tomar precauciones especiales. Cuando la profundidad del agua es mayor debe de saber adonde se encuentra la toma de aire del vehículo para evitar que se aspire agua por la toma de aire. También deberá de localizar el ordenador de a bordo para asegurarse que el agua no llegue hasta este equipo.
  3. Solamente intente de cruzar ríos en zonas seguras, conduzca lentamente y creando una ola en el frontal del vehículo para evitar que entre agua en la toma de aire y equipo electrónico.
  4. Cruce ríos que tengan una corriente fuerte en sentido lateral en vez de en horizontal y en sentido contrario a la corriente. Este sistema permite que la corriente presente menos problemas a la hora de cruzar.
  5. Utilice los frenos una vez haya cruzado por agua para secar el equipo de frenado y siempre tenga en mente de que el agua puede afectar el frenado del vehículo.
  6. No cruce ríos con corrientes muy fuertes ya que el vehículo puede ser arrastrado.
    Sítios estrechos

Cuando se encuentre ante una situación complicada, salga del vehículo y asesore el terreno. Elija la ruta más fácil y directa para evitar problemas mayores.

Utilice a un pasajero para salvar obstáculos muy difíciles, recuerde que el conductor no puede ver el lado del pasajero ni los bajos del vehículo.

Siempre haga uso del sentido común y evite conducir en condiciones muy complicadas.

 

Subidas

1. Cuando deba de subir pendientes tenga mucha precaución. Asegúrese de lo que hay al otro lado de la pendiente. Antes de iniciar la subida, salga del vehículo e inspeccione el terreno.
Sí tiene que aparcar en una pendiente siempre apague el motor, bloquee la transmisión y utilice el freno de mano. Sí la pendiente es muy aguda, deposite rocas detrás de las ruedas para evitar que el vehículo se deslice.

  1. Cuando suba una pendiente, utilice la marcha más alta que pueda. Sí emplea una marcha muy alta el vehículo no tendrá bastante fuerza para subir la pendiente pero sí emplea una marcha muy baja, las ruedas perderán tracción y tampoco podrá subirla. La regla general es la de emplear la tercera marcha para subir y la primera para bajar – siempre en relación baja.
  2. Siempre inicie la subida en vertical a la pendiente y sí es posible mantenga el vehículo en paralelo a la cuesta, esto mantendrá un balance perfecto y obtendrá mejor tracción en todas las ruedas.
  3. Quite el pie del acelerador cuando vaya aproximando la copa.
  4. Siempre este preparado para una subida abortada y píense en una ruta de emergencia por sí fuera necesario utilizarla.

Bajadas en marcha atrás

  1. Sí el vehículo tiene transmisión manual y se cala en subida, frene, emplee la marcha atrás, quite el pie del embrague y del freno y use la llave para arrancar el motor de nuevo. Deje que el vehículo baje la pendiente lentamente usando la tracción del motor.
  2. Recuerde que la visibilidad al bajar estará limitada.
  3. Evite poner el vehículo en lateral ya que puede volcar.

 

Bajadas hacia adelante

  1. Antes de iniciar una bajada, salga del vehículo y mire bien la pendiente. Hágase una idea de la ruta que va a llevar en su mente. Evite sorpresas desagradables y no baje pendientes que no esté seguro de poder bajar con certeza.
  2. Asegúrese de que las ruedas estén apuntando hacia adelante antes de iniciar la bajada. Sí están de lado puede volcar el vehículo.
  3. Descienda por el centro de la pendiente e intente frenar lo menos posible, utilice las marchas bajas para frenar la bajada. Baje la pendiente en primera marcha y relación baja y asegúrese que las ruedas no patinen.
  4. Mantenga el motor en marcha.
  5. No debe de bajar una pendiente en neutral o con el embrague activado.

Barro, níeve y hielo

    1. Cuando haya que atravesar arena, nieve dura o terreno embarrado, reduzca la presión de los neumáticos un poco para aumentar la huella y la tracción. No olvide que la altura mínima del suelo disminuirá conforme se reduce la presión.
    2. No olvide de inflar los neumáticos una vez se haya salvado el terreno difícil.
    3. Puede hacer falta montar cadenas de nieve en caso de que tenga que conducir por nieve o hielo. No olvide que la nieve puede estar dura y fácil de salvar por la mañana pero que se puede derretir y hacer imposible la conducción conforme va pasando el día.
    4. Utilice el ímpetu del vehículo para atravesar arena, nieve o barro. Intente no usar marchas bajas ya que pueden causar que las ruedas patinen.
    5. Sí las ruedas patinan reduzca la aceleración y espere a que las ruedas tengan mejor tracción.
    6. Sí las condiciones embarradas fuerzan la conducción en los baches esté al tanto de donde se dirigen las ruedas en todo momento. El vehículo seguirá el camino de los baches pero sí se pisa un tramo seco, puede ser que la unidad salga despedida del bache – cuidado.Rocas, troncos y obstáculos
    7. Cuando atraviese terreno rocoso, conduzca lentamente y con mucho cuidado.
    8. Aproxímese a rocas o cunetas pendientes lateralmente, esto asegurara que el vehículo tenga 3 ruedas sobre el obstáculo mientras que la cuarta rueda esta salvando el obstáculo.
    9. Cuando quiera pasar por una cuneta asegúrese que el vehículo esta apuntando en la dirección que lleva la cuneta esto mantendrá el vehículo en posición estable y disminuirá la posibilidad de que se quede cogido.
    10. Siempre pase por encima de rocas con las ruedas e intente de no pasar con los bajos del motor. Es recomendable hacer una rampa para ayudar a salvar obstáculos rocosos y evitar daño al vehículo.

Convoyes

1. Cuando viaje en convoy, no pierda vista del vehículo que va detrás suya. Sí algún vehículo tiene un problema lo sabrá pronto – usted es responsable por el vehículo que viene detrás.

  • No conduzca cerca del vehículo que circula delante ya que sí se queda parado en rocas puede despedir estas para detrás. Sí conduce muy cerca la visibilidad se puede ver reducida considerablemente.
  • Sí el terreno es polvoroso, cierre las ventanas y utilice el aire acondicionado o el sistema de ventilación, de esta manera mantendrá el polvo afuera del vehículo.
  • Nunca siga un vehículo que este subiendo o bajando una pendiente ya que siempre hay la posibilidad de que este pierda el control.
  • Nunca aparque en la parte baja de una pendiente delante de un vehículo que sube o delante de un vehículo que baja.
  • Nunca pare en una curva ya que el vehículo que viene detrás no le verá.
    Nunca abandone a nadie durante una travesía.En carretera
  • Cuando vuelva a carretera, desembrague el bloqueador del diferencial de motor. Pare en un sitio seguro y mire sí el vehículo ha sufrido algún daño.
  • Mire sí los neumáticos tienes grietas, sí la dirección ha sufrido algún desperfecto y sí hay rocas o piedras encajadas en el bajo del motor. Inspeccione el chasis y asegúrese de que no hay nada que pueda rozar con los neumáticos.
  • Quite el barro de las ruedas para mantener la estabilidad de estas.
  • Haga las reparaciones pertinentes antes de seguir el trayecto.

 

Rescate de un todo terreno

Más tarde o más temprano todo conductor de un 4×4 se quedará atrapado en barro, nieve, rocas, arena o cualquier otro elemento. Cuando esto ocurra deberá de mantener la calma y tomar el tiempo necesario para recuperar el vehículo.
Cuando se quede atrapado en arena, barro o nieve lo más fácil es dar marcha atrás de inmediato. Recuerde que el vehículo tiene dos marchas en relación baja y alta. Algunas veces es recomendable utilizar la relación alta para recuperar el vehículo ya que sí se emplea la relación baja puede ser que las ruedas patinen. Sí esto no funciona, intente de balancear el vehículo hacía delante y hacía detrás – sus pasajeros pueden ayudar sí es necesario. No olvide que es importante saber adonde están los voluntarios en todo momento para evitar males mayores.

La cosa más importante de tener en cuenta es que no debe de hacer que las ruedas giren sin tracción ya que esto hundirá el vehículo aun más en el terreno y hará la recuperación más difícil.
Que hacer en caso de viajar solamente con un vehículo

Cuando un vehículo está atrapado es cuando hay que realmente ponerse manos a la obra. Lo primero es quitar terreno (barro, arena, tierra, nieve) debajo del vehículo y aclarar un pasillo para poder salir adelante con la máxima tracción.

Todo tipo de artículos se pueden utilizar para mejorar la tracción del vehículo, por ejemplo tapetes, rocas, troncos, etcétera. Las cadenas de nieve se pueden utilizar cuando este atrapado en nieve o en algunos tipos de barro.

Sí no puede salirse, hará falta subir el vehículo con el gato y llenar el hueco debajo de las ruedas con rocas, leña, troncos etcétera. Sí el gato se hunde en el terreno, utilice el cuadrado de madera como una base. Nunca se meta debajo de un vehículo que está apoyado por un gato. Sí se queda atrapado encima de una roca o un tronco asegurase de que no dañe el vehículo al recuperarlo. La clave en todo operación es la de tomarse tiempo suficiente para valorar todas las posibles alternativas.

Sí esta cogido en un obstáculo que se puede mover, suba el vehículo con el gato y quite el obstáculo, si no se puede mover, suba el vehículo con el gato, rellene el hueco y conduzca sobre el obstáculo.

 

Es más fácil con dos vehículos. Si está viajando con dos vehículos se puede utilizar un cabo de recuperación para salir de situaciones complicadas.

El cabo de recuperación está fabricado de nylon e incluye dos enganches en cada extremo. El cabo no es igual que un cable o cadena ya que puede estirar como una goma para aumentar aun más la fuerza de tiro. Este tipo de cabo aumenta significativamente la posibilidad de que un vehículo pequeño estire de uno que sea de mayor peso y volumen.

 

Cabos de recuperación

1. El cabo debe de estar en buena condición – sin grietas ni costuras rotas.
2. Los puntos de enganche en los vehículos deben de estar en condición de aguantar la fuerza que se deberá de aplicar en una recuperación.
3. Los pasajeros y observadores deberán de mantener una distancia segura.
4. El vehículo remolcador deberá de utilizar un punto de enganche en la parte trasera de su vehículo ya que esto ofrecerá mayor seguridad.
5. Quite obstáculos como por ejemplo rocas o troncos de la zona de tiro.
6. No enganche el cabo de forma que se puede cortar o dañar de alguna forma.
7. Use un cabo con la suficiente fuerza de tiro y que esté recomendado para este tipo de recuperación. El cabo idóneo es de 9 metros de largo y 8 centímetros de espesor.
8. Empiece a tirar con poca aceleración y poca tensión en el cabo y vaya aumentando progresivamente.
9. Guarde los cabos de nylon en sitios secos, limpios y fuera del alcance del sol.
Usando el cabrestante

La mejor manera de salir de un apuro es usando un cabestrante. Este equipo hace que una recuperación sea muchísimo más fácil, efectiva y rápida. El uso de un cabestrante permite al usuario de un solo vehículo salirse de una situación complicada por sí solo y sin la ayuda de otro vehículo. En algunos casos es la única posibilidad de salvar una situación.

 

En algunos casos un segundo vehículo puede ser utilizado para servir como punto de sujeción pero los mejores puntos suelen ser los que se encuentran en el terreno como por ejemplo árboles, troncos, rocas etcétera. Cuando no hay puntos naturales se puede usar un neumático de repuesto o similar objeto que se pueda enterrar. Asegurase siempre de que el punto de sujeción es lo bastantemente fuerte para aguantar el peso del vehículo.

 

Siempre deberá de usar una cadena o correa alrededor del punto de sujeción para guiar el cable del cabestrante. No se debe de sujetar el cable directamente ya que esto lo dañara.
En casi todas las situaciones, el vehículo que va a ser remolcado deberá de prestar asistencia. De esta manera el cabestrante tendrá menos presión y la batería sufrirá menos descarga en caso de que sea del tipo eléctrico. Cuando se esta conduciendo y operando el cabestrante, deberá de tener cuidado de no superar y de no pisar el cable con las ruedas. Sí el vehículo tiene transmisión manual deberá de tener cuidado de no recalentar el embrague.

Consejos para el uso del cabrestante y técnícas especiales

1. Utilice el cabestrante en prácticas antes de tener que emplearlo en una situación real.
2. Nunca utilice el cabestrante sin protegerse con guantes de cuero.
3. Nunca pise el cable o ande por encima de él.
4. Manténgase a una distancia segura del vehículo y del cable cuando se esté operando el cabestrante.
5. Cuando vaya a conectar un cable de control remoto, manténgase a una distancia seguro del tambor y del cable.
6. Mantenga a los ayudantes y pasajeros a una distancia segura, sí el cable se soltara o se rompiera podría dar un culatazo peligroso.
7. Nunca utilicé el cable con cabo de tiro ya que se puede dañar fácilmente.
Puntos de sujeción y operación

1. Siempre utilicé una correa cuando vaya a usar un árbol como punto de sujeción. El cable puede dañar el árbol fácilmente.
2. No utilicé cabos de nylon para enganchar a rocas.
3. Cuando quiera sujetar el vehículo de remolque, utilice el freno de mano y de pie así como troncos o rocas para prevenir que se mueva la unidad.
4. Siempre desenrosque cuanto más cable posible a la hora de preparar la sujeción e intente utilizar el punto más lejano para evitar daño al cable.
5. Nunca tire de la carga sí quedan menos de cinco vueltas de cable en el tambor – se podría soltar.
6. Mantenga siempre el Angulo de tiro lo más recto posible.
7. Ponga una manta o chaqueta en la mitad del cable, en caso de que se rompa el cable tendrá menos fuerza al dar el culatazo. También puede ser útil elevar el capó para protegerse de una posible rotura.

Rebobinado

1. Siempre inspeccione el cable antes de rebobinarlo. Sí tiene algún daño reducirá la fuerza del cable y habrá que cambiarlo.
2. No deje que el cable resbale por sus manos incluso llevando guantes.
3. Algunas veces es aconsejable rebobinar el cable sin carga alguna después del uso. Use el control remoto e inicie la operación cuanto más lejos del tambor posible. Vaya rebobinando un metro a la vez y siempre use guantes.
4. Siempre suelte el botón de operación cuando el gancho este a un metro de distancia del cabestrante. Sujete el gancho en un sitio adecuado, siempre manteniendo las manos alejadas para prevenir accidentes. No tense el cable demasiado y vaya rebobinándolo en fases intermitentes.
5. Cuando este rebobinando, asegúrese de que el cable se este guardando de forma uniforme y con la suficiente presión para así prevenir daño.

Todo esto puede resultar algo pesado pero la preparación idónea y detallada permitirá que recupere el vehículo rápidamente y sin problemas. Es importante que practique como se debe de usar el cabestrante y las diversas técnicas de recuperación para que sí algún día le hiciera falta no tenga problemas en el momento de usarlo.

——————————————————————————–
EXTRACTO DEL MANUAL DE LA JEEP ACADEMY:

6 – SUPERANDO OBSTÁCULOS

A continuación vamos a ver una serie de características de la conducción fuera de la carretera que requieren de una especial atención. Veremos técnicas adecuadas para poder superar circunstancias especiales de la forma más segura posible y sin dañar el vehículo.

6.1 Pendientes

Las pendientes son origen de muchos de los problemas de los conductores todoterreno. Si la pendiente es muy escarpada y no tiene suficiente confianza en que usted o su vehículo pueden superarla, ni siquiera lo intente. Al subir o bajar una pendiente siempre intente hacerlo en perpendicular. Nunca conduzca en pendientes de forma angulada ya que esto podría hacerle volcar. La mayoría de los vehículos pueden subir pendientes cortas y empinadas pero no largas y empinadas. La velocidad y la potencia no siempre son la respuesta

Ascender

Al ascender una pendiente hay muchos factores que intervienen.
El primer factor que se debe tener en cuenta es el tipo de suelo y el tipo de dibujo de los neumáticos (más o menos aptitudes 4×4).

−En cuanto al suelo:
 El húmedo ofrece una buena tracción.
 El seco suelto, seco y arenoso puede hacer que las ruedas patinen.
El mojado y embarrado puede ser el más difícil y peligroso ya que en él, es muy fácil perder el control por patinamiento.

El segundo factor es la pendiente: si ésta es muy pronunciada o escarpada y no tiene confianza en superarla busque un camino alternativo.
Conozca sus limitaciones y las de su vehículo.
· Antes de iniciar el ascenso asegúrese de saber lo que hay al otro lado de la pendiente. Es conveniente hacer un reconocimiento a pié, y si es preciso seguir las instrucciones de alguien pié a
tierra.
· Al iniciar la subida pise el acelerador.
· Cuando se aproxime a la cumbre y antes de superarla, suelte un poco el acelerador.
· Si es preciso mueva un poco el volante para buscar mejor tracción.
NUNCA ASCIENDA EN ÁNGULO
Nunca ascienda una pendiente en ángulo, intente siempre subir o bajar en línea recta.
Si el coche se cala en medio de la pendiente, introduzca la marcha atrás y baje marcha atrás. Evite girar el volante, ya que podría perder el control y volcar.

Descender

Sírvase siempre del freno motor.
Con cambio manual use las marchas más bajas y no toque el embrague.
Con transmisión automática seleccione la reductora y la relación de cambio mas corta. Si es necesario frene, pero hágalo suavemente.
Si empieza a deslizarse de lado, gire en dirección a la parte baja de la pendiente para corregir el deslizamiento.
SI SE QUEDA SUSPENDIDO EN LA CIMA:
Al superar una colina o un montículo, tenga cuidado de no exceder el ángulo ventral y quedarse suspendido en su vértice con las ruedas en el vacío.
Si esto ocurre quizá deba hacer uso del gato para sacar el vehículo.
También puede intentar colocar piedras, o cualquier cosa que tenga a mano, debajo de los neumáticos; luego balancee suavemente el vehículo y gire las ruedas repetidas veces hasta que adquieran tracción.
Inclinaciones laterales:
Como primer consejo; evitar el paso por zonas de fuertes inclinaciones laterales y buscar otro camino. Si esto no es posible, avanzaremos con precaución verificando constantemente la estabilidad y el agarre. En caso de perdida de sujeción girar el volante hacia la parte baja de la pendiente, nunca intente subir ya que probablemente volcaría.
Si elige bien el paso siempre puede evitar fuertes inclinaciones laterales.

6.2 Rocas

Para la superación de rocas y otros elementos es necesario tener presente la altura libre de nuestro vehículo así como los accesorios que se le han podido instalar.
Cualquier paso por una zona de rocas debe estar acompañado de una muy baja velocidad, para no dañar el vehículo y minimizar los riesgos.
No pase por encima de las rocas con una rueda a cada lado, recuerde la posición de los diferenciales. Si nuestra altura libre es de 20 cm no podemos pasar por encima de una roca de 30 cm. Si es preciso pise con las ruedas la roca. Si escuchamos un ruido metálico o un chirrido en las piedras, no debemos alarmarnos en exceso, estamos rozando el chasis o los protectores de los bajos. A baja velocidad y en condiciones normales esto no dañara el vehículo, nuestros Jeep están construidos pensando en estas circunstancias. De cualquier forma: precaución y en caso de circular frecuentemente por terrenos rocosos instalar protecciones adicionales que están disponibles en las concesiones.

6.3 Paso de obstáculos

Cuando nos enfrentemos a cualquier dificultad todoterreno hemos de adaptar la velocidad a la dificultad de las mismas y valorar visualmente, si es preciso a pié, si es necesario su posible franqueo. Ante la duda siempre es mejor buscar una ruta alternativa.

Troncos caídos
Los troncos caídos son más fáciles franquearlos en ángulo, aprovechando el recorrido de la suspensión, o bien utilizar ramas y piedras para hacer una pequeña rampa a ambos lados.

Zanjas
Dependiendo de su tamaño podremos cruzarlas o tendremos que evitarlas. Si son pequeñas es posible que podamos cruzarlas dependiendo de nuestro recorrido de suspensión y si no debemos rellenarlas con tierra y piedras o utilizar las planchas para la arena.

Pasos en V
Los pasos en V son zanjas que atacamos longitudinalmente. Para su superación debemos mantener las ruedas a los lados de la zanja, sujetando firmemente la dirección e intentando siempre llevar el vehículo lo más horizontal posible. Si la zanja se ensancha es posible que todo el coche se introduzca en ella, por lo que hay que procurar mantener la misma altura a ambos lados, en ocasiones apoyándonos en el borde externo de los neumáticos o incluso en los laterales de los mismos.
En cualquier caso, nuestra habilidad y nuestra experiencia nos guiarán o harán que desestimemos continuar.

Paso de crestas
Para el paso de crestas es importante saber cuál es el ángulo ventral de nuestro coche. Este depende de la batalla (longitud entre ejes) y la altura libre.
Si la cresta esta dentro de lo permitido por nuestro coche, no reviste la mayor preocupación. Por el contrario si pensamos que la dificultad es mayor y es posible que nuestro coche se “enganche de panza”, tenemos que atacar la cresta con un pequeño impulso. Este ha de ser suficiente para que el tren delantero haga un pequeño vuelo, evitando que la panza se enganche, y una vez que las ruedas delanteras están levantándose, soltaremos el acelerador para evitar que el impulso sea mayor que el deseado.

Roderas
Si bien la mayoría de las veces nos resultan útiles, debido a que ayudan a guiar la trayectoria de nuestro vehículo, en cuanto aumentan su profundidad, se pueden convertirs en una peligrosa trampa. Es posible que el coche se empance mientras las ruedas giran en el aire sin llegar a apoyarse lo suficiente para traccionar.
Cuando estas son profundas lo mejor que podemos hacer es llevar una rueda por el exterior y la otra entre las dos roderas, sin golpes de acelerador bruscos, ya que esto podía provocar que el coche se cruzara y cayéramos en el interior de las mismas, sobre todo cuando el terreno está embarrado.

Cruce de puentes
El cruce de puentes es superar un obstáculo con los ejes anterior y posterior a la vez. Para la superación de estos obstáculos tiene una importancia total el recorrido de suspensión que posea nuestro automóvil. En su paso es muy normal que alguna de las ruedas se levante por lo que debemos ser cuidadosos a la hora de que su vuelta al suelo no se produzca bruscamente. Con un poco de práctica aprenderá a apreciar cuándo una de las ruedas se ha levantado del suelo.

6.4 Conducción sobre arena

La circulación sobre arena permite uno de los momentos más divertidos en la práctica del 4×4, pero también uno de los que más dificultades pueden llegar a plantear.
Es importante saber que, dentro de la conducción sobre arena, no es lo mismo hacerlo por el cauce de un río seco que por el desierto del Sahara.
Pero hay unas pautas que son comunes a todas las situaciones y que debe recordar:

 Circule siempre por las roderas que hayan dejado los vehículos al inicio de la bajada.que le precedieron, ya que por lo general se trata de arena más compactada y con menor posibilidad de dejarnos atascados. De existir alguna zona de mayor dificultad, los vehículos que circulaban delante de nosotros, habrán dejado huellas en forma de hoyos, bancales etc.
 Cuando se conduce sobre arena se deben insertar marchas largas con la reductora engranada, ya que se necesita potencia y velocidad para conducir sobre la misma.
 Si circula en un desierto de dunas: ataque las mismas de frente y con velocidad, se deben atacar por el lado por donde ha soplado el viento. Cuando llegue a la cima: precaución, ya que el otro lado puede ser un cortado por el efecto erosionador del viento. Deténgase siempre en la cima, pero un poco iniciada la bajada de forma que pueda tener una visión de las siguientes dunas y así poder observar el paso más sencillo.
 Si la arena es muy blanda baje la presión de los neumáticos a 0,5 ó 0,7 kg/cm².
 Al avanzar, simplemente mantenga el coche en un movimiento continuo no permita que las ruedas patinen, ya que puede quedarse atascado.
 Si se queda atascado, cave la arena alrededor de las ruedas. Ponga unas planchas, maderos o algo similar debajo de las ruedas para tener mejor tracción. Si no dispone de esos materiales puede llegar a usar las alfombrillas de su coche del revés. Si tiene agua moje la arena delante de las ruedas, lo que hará que tenga una base de apoyo más firme. Mueva el coche hacia delante y hacia atrás.

6.5 Conducción sobre barro.

La circulación sobre el barro es un momento sumamente delicado, no sólo por que estén presentes unas condiciones de adherencia muy bajas, sino por que, el barro puede encerrar trampas que a simple vista no se perciben.
Si circula por un camino embarrado:

 Es recomendable el uso de la reductora.
 Si circula en caravana: aumente la distancia de seguridad.
 Al igual que en la arena, circule por las roderas que dejaron los vehículos que le precedieron.
 Sea cuidadoso con el acelerador y mantenga siempre el impulso hacia delante.
 Resérvese mucho más espacio para frenar y hágalo suavemente dosificando la frenada.
Si se dispone a cruzar un barrizal:
Antes de cruzar un barrizal haga una exploración. Es importante qué analice qué profundidad y qué longitud tiene, y si tiene algún obstáculo oculto.
Para poder abordar estos obstáculos sin problemas es importante tener en cuenta una serie de consejos:
 Use un palo para medir la profundidad y la existencia de obstáculos.
 Si no ve huellas de neumáticos que salgan del otro lado píenselo dos veces antes de abordarlo.
 Mantenga siempre el impulso y hacia delante, intente no pararse.
 Girar las ruedas de izquierda a derecha rápidamente, a menudo mejora la tracción.
 Si se queda atascado, intente retroceder y vuelva a avanzar hacia delante.
 A no ser que esté avanzando no deje que las ruedas patinen pues simplemente se atascarán a una mayor profundidad.
 Si se queda atascado haga hueco debajo de las ruedas y ponga piedras ramas u otro material firme para lograr más adherencia. Puede bajar la presión de los neumáticos a 1,4 o 0,7 kg/cm² para obtener mayor tracción. Las cadenas para nieve suelen dar un buen resultado en algunas ocasiones.

6.6 Conducción sobre nieve o hielo.

Todas las condiciones de adherencia baja – como el barro, la arena o la nieve y el hielo-merecen una especial precaución.
En el caso de la nieve seguiremos unas pautas que son comunes a la circulación sobre el barro.
 La nieve pisada tiene mejor adherencia por lo que también es recomendable circular por las roderas.
 La nieve cubre todas las irregularidades por igual, de manera que si circulamos por ella y el espesor de la misma sobrepasa la altura mínima del coche, ésta puede estar ocultando un obstáculo no perceptible. Si estas son las condiciones debemos ralentizar la marcha y extremar la atención. En ocasiones, y dependiendo del camino, es recomendable circular con el centro del coche por encima de las roderas con el fin de minimizar estos riesgos.
 No pise el acelerador bruscamente y verifique la progresión del vehículo.
 Anticípese a las necesidades del terreno, frene suave y gire el volante progresivamente.
 Si se empieza a atascar gire las ruedas rápidamente de derecha a izquierda.
 Cuando circule sobre el hielo extreme la precaución y la velocidad.
 Muchas veces la aparición del hielo no es percibida por el conductor. Recuerde que, siempre que la temperatura sea de 0º o inferior, puede aparecer hielo. También y cuando las condiciones de temperatura son algo superiores, las posibilidades de encontrarlo aumentan, como en zonas sombrías, zonas expuestas al azote del viento y en ocasiones a primera hora de la mañana.
 Si necesita colocar cadenas en su vehículo, pongalas en las cuatro ruedas, y si solo dispone de dos coloquelas en las ruedas delanteras, tendrá tracción y dirección.
• Si se queda atascado en la nieve disminuya la presión de los neumáticos 0,7 ó 1,4 kg/cm².

6.7 Vadeos

Los vadeos son circunstancias muy especiales que requieren una serie de pasos
Antes de vadear:
Antes de vadear una balsa de agua o una corriente debemos hacer una inspección previa a pie y en ella debemos de observar una serie de datos acerca de la dificultad del mismo:
• Verifique la profundidad del agua. Recuerde que la profundidad del agua incluso en aguas claras suele ser muy engañosa, ayúdese de un palo para realizar esta operación.
 Analice el lecho por el que va a cruzar y verifique que tiene la suficiente consistencia como para no dejarnos atascados.Generalmente cuando hay corriente el lecho suele ser firme por el contrario en aguas estancadas es más fácil que este sea poco consistente
 También es importante comprobar las orillas de paso, que las mismas, no sean demasiado pronunciadas y que sean firmes.
 Otro dato importante es la corriente del agua. Verifique que ésta no sea demasiado fuerte como para influir en la trayectoria.
Sobre la profundidad del agua:
La profundidad del agua es fundamental a la hora de saber si podemos cruzar o no.
Recuerde cual es la profundidad de vadeo de nuestro automóvil y no la supere ya que puede causar serios daños en la mecánica.

Para que tenga una referencia visual de la profundidad del agua y de su dificultad siga este consejo:
 Hasta los bujes: generalmente no hay problemas.
 Hasta los paragolpes: sea cauteloso, compruebe las tomas de aire, circule despacio.
 Parte inferior de los faros: Como vadear mucho cuidado, circule muy despacio.
 Faros: si no es imprescindible, evite cruzarlo.
Como vadear:
Una vez comprobados los pasos anteriores seguimos los siguientes:
 Seleccionaremos la reductora antes de comenzar a vadear, para tener mayor capacidad de tracción.
 Es recomendable que un acompañante nos indique el camino que debemos seguir.
 Entre despacio, una vez que se encuentre con la totalidad del vehículo dentro del agua, intente circular a una velocidad constante. De manera que no se genere delante de su vehículo, una ola lo demasiado grande, como para rebotar en la otra orilla y volverse contra nosotros, aumentando la altura del agua. Arrastrar la ola evita este rebote.
 Después de circular por barro o aguas profundas, el sistema de frenos puede perder su eficacia al encontrarse mojado, esta tendencia será anulada, si después de estos pasos pisa el freno suavemente, de manera que se sequen mas rápidamente.

 

Publicado en DESIERTO, MANUAL 4X4, NIEVE y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *